More Stories
¿Qué entendemos por agresión?Una primera aproximación al término puede permitirnos definir la agresión como cualquier conducta que pretende herir física o psicológicamente a alguien (Berkowitz, 1993). Esta conducta provoca disgusto y rechazo y, por tanto, es censurable. Un aspecto se destaca de esta definición: la intencionalidad. A través de la conducta agresiva pretendemos obtener algo, coaccionar a otro tratando de enseñarle lo que no debe hacer y así evitar que haga cosas que molestan, expresar poder y dominio e incluso tratar de impresionar al otro y demostrarle que somos alguien respetable.Si nos centramos en las actuales definiciones reflejadas en los manuales de diagnóstico de los trastornos mentales DSM-IV y CIE-10, vemos que hacen referencia a la agresividad enmarcada en los trastornos de personalidad. Así la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM-IV) clasifica los comportamientos agresivos en la infancia y la adolescencia en cuatro grupos:- Comportamiento agresivo que causa daño físico o amenazas a otras personas o animales.- Comportamiento agresivo que causa destrucción de la propiedad de otras personas o animales.- Comportamientos fraudulentos o robos.- Violaciones graves de las normas contempladas.La Organización Mundial de la Salud (CIE-10) en su clasificación de trastornos mentales y del comportamiento, sitúa el comportamiento agresivo como expresión de trastornos disociales tanto en niños como adultos.De estos dos manuales podemos extraer la siguiente observación: la característica más sobresaliente de la conducta agresiva sería el deseo de herir, el agresor desea hacer daño a su objeto, a otro individuo que a su vez tratará de evitarlo.Los factores que favorecen el desarrollo de la agresividad serían:- Factores biológicos: predisposiciones biológicas hacia las conductas desadaptadas, como si la agresividad tuviera lugar con una mínima influencia del ambiente, y que esta toma diversas formas, desde el robo a la violencia. Este factor nos parece insuficiente para explicar por sí solo el origen y desarrollo de la agresividad en la infancia.- Factores ambientales: Están determinados, en primer lugar, por la influencia de la familia. Se intenta explica y precisar las características de las relaciones familiares y el alcance de su implicación en las conductas agresivas de jóvenes y adolescentes.- Factores cognitivos y sociales: a través de diversos estudios se ha llegado a la conclusión de que los sujetos agresivos no tienen en su repertorio respuestas situacionales adversas que no sean agresivas, y sugieren que la conducta agresiva, como forma de interactuar con el medio, es el resultado de una inadaptación debida a problemas en la codificación de la información que dificulta la elaboración de respuestas alternativas.- Factores de personalidad: características de personalidad que parecen estar asociadas a las conductas agresivas de los jóvenes. Podríamos citar: despreocupación por los demás, burlarse de los otros y ponerles en ridículo, crueldad e insensibilidad, alta extraversión, etc.
More posts are loading...